Home Visitar la Alhambra Leyendas sobre la Alhambra

0 2045
Alhambra de Granada leyendas

Cuentos y mitos sobre La Puerta de la Justicia

Hay un cuento a cerca de la puerta de la Justicia, tratando sobre la edificación de la Alhambra de Granada. Siempre se ha hablado del cuidado puesto en el levantamiento de la Alhambra, tanto en lo estético como en lo estructural. Se afirma que tan intensamente fuerte era su construcción que, aún defendiéndose de la ofensiva de mil tropas enemigas, nunca caería. Así pues, el momento que la llave del arco dentro de la Puerta de la Justicia y la mano de su arco exterior se unan, es decir, si la Alhambra este abatida, será por que hemos llegado al fin del mundo.
Otro cuento habla sobre el Arco de la Justicia, que tal era el esplendor de esta entrada a la Alhambra, que estaba seguro que ningún caballero, junto a su caballo con su lanza, era capaz de alcanzar con la punta de ésta, la mano esculpida en lo alto del arco externo. Tal era la certeza de ello, que se afirmaba que la persona que lo consiguiese ocuparía el trono de la Alhambra.

puerta-justicia-alhambra

Cuento de La sala de los Abencerrajes

El nombre de Abencerrajes deriva del apellido de una familia noble de aquellos tiempos, que sitúan sus hogares en el interior de la Alhambra. Cuenta la historia que esta familia tenía como enemigo político a otra familia llamada Zenetes, estos últimos acordaron acabar con sus contrincantes a través de una conspiración… Así, crearon una falsa relación amorosa entre la sultana y uno de los Abencerrajes, para lograr evocar los celos y la ira en el sultán… El sultán, cegado por la amargura, y en ocasión de una celebración en la aposento el cual lleva el nombre de la familia, hizo decapitar sobre la fuente a los 37 caballeros con el nombre de Abencerrajes. Se dice que el color rojizo que todavía ahora se puede contemplar en la taza de la fuente, y en el canal que alimenta con su agua la fuente del Patio de los Leones, se debe a las manchas de la sangre de los caballeros asesinados.

La Alhambra de Granada Abencerraje

La leyenda de El Suspiro del Moro

Tras tomar los Reyes Católicos el último reducto de la dominación musulmana a Boabdil (Mohamed Abu Abdalahyah); el rey morisco y su cortejo fueron desterrados de Granada y les fue concedido un pequeño territorio en las áridas Alpujarras, donde estarían todavía unos años. La caída de Granada se debió a la serenidad de Boabdil por la protección de Granada y su afición a las fiestas y al ocio. Camino a su destierro, Boabdil no se atrevió girar la vista hacia Granada, y sólo cuando estuvo tan lejos como para que no lo vieran, sobre la colina conocida por El Suspiro del Moro se detuvo y viendo por última vez su palacio… suspiró, y comenzó a llorar , y su madre quien le dijo: “Llora como mujer lo que no has sabido defender como hombre”.