Atrás a Blog

¿Sabías que los Reyes Católicos iniciaron el estudio de las inscripciones de La Alhambra?

inscripciones en las paredes de la Alhambra

Los muros, techos, fuentes y columnas de La Alhambra son un libro arquitectónico. O un panfleto poético de estuco; o un compendio poético labrado a pulso; o una bellísima campaña de marketing. La época de mayor esplendor de la escritura epigráfica del palacio granadino fue la del poeta Ibn Zamrak, autor de los versos en honor a Muhammed V que aparecen en el borde de la Fuente de los Leones.

Invocaciones a Alá, trascripción de versos del Corán o alabanzas a los sultanes que promovían las obras o lograban algún éxito. Las redes sociales se tejían sobre piedra para embellecer, a falta de otros elementos visuales, pero también para legar un mensaje a la posteridad.

Poetas como Ibn Zamrak, Ibn Al- Yayyab o Ibn Al- Jatib componían y copiaban siguiendo las directrices del ‘ministerio de información’ de turno, la Secretaría de Redacción de la corte nazarí. Nada se dejaba al azar.

Y fueron los Reyes Católicos los que crearon la primera comisión de estudio de los epígrafes árabes. En 1501 se formó, a instancias del Cabildo Municipal de Granada, la Escuela de Romanceadores del Cabildo: 4 intérpretes y 12 pregoneros dedicados a estudiar las inscripciones.

Luego llegó el sigo XIX, con su pasión por lo exótico a cuestas, y Granada se llenó de viajeros y soñadores. Fue entonces, 1859, cuando Emilio Lafuente Alcántara escribió ‘Inscripciones árabes de Granada’, todavía un referente para los especialistas.

¿Sabías que… Se utilizaron 3 tipos de caligrafía diferentes para escribir en los muros y techos de La Alhambra?

1. La Kúfica, porque nació en Kufa, Irak, considerada sagrada. Es la más difícil de traducir por sus características gramaticales.

2. La Nasji o cursiva, tan común que también fue conocida como escritura de los copistas.

3. La mixta, que combinaba elementos de las dos anteriores y es, probablemente, la más común en el palacio nazarí.

Fuente: Viajes de Primera